Novedades de los Contratos de Formación

El contrato para la formación y el aprendizaje ofrece a la empresa varias ventajas. Por un lado, cada mes podrá bonificarse el coste de las horas de formación teórica impartidas, y además reducir sus cuotas a la Seguridad Social. Para disfrutar de estas ventajas la empresa no puede tener deudas con Hacienda ni con la Seguridad Social.

Las empresas que contraten para la formación y el aprendizaje a un trabajador inscrito como desempleados pueden disfrutar de reducciones en las cuotas a la Seguridad Social por contingencias comunes, accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, desempleo, fondo de garantía salaria y formación profesional que correspondan a ese trabajador. Estas reducciones se aplican mientras dure todo el contrato (incluidas las prórrogas) y pueden ser del 100% en las empresas con menos de 250 trabajadores o del 75% en las empresas con 250 trabajadores o más.

En enero el Ministerio de Empleo publica nuevas medidas para el fomento del uso de los contratos para la formación como son los costes derivados de la tutorización del trabajador y de la formación complementaria, las funciones de tutoría en la empresa con trabajadores contratados para la formación o los contratos celebrados con beneficiarios del Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Además, la empresa puede bonificar mensualmente el coste total de las horas de formación teórica que hayan recibido cada uno de sus trabajadores contratados bajo esta modalidad. Esta bonificación se realiza durante toda la duración del contrato formativo y se aplica mensualmente en la liquidación de cuotas, siempre que se ingresen dentro del plazo reglamentario. Si la bonificación resultante es superior a la cuota se convertiría en una liquidación con saldo acreedor. La cantidad a bonificar de los meses que sean completos será: 43 horas x 5€ / hora = 215 euros.

Los comentarios están cerrados.