El crédito de la Formación Bonificada (Programada)

El importe del crédito de formación continua de una empresa se calcula aplicando un porcentaje de bonificación que depende del tamaño de la empresa (número de empleados), y de la cuantía ingresada de cuota de formación profesional durante al año anterior.

El tamaño de la empresa lo establece la “Plantilla media del año anterior”, y para calcular esta plantilla media se suman todas las plantillas declaradas en los boletines de cotización a la seguridad social (TC1) correspondiente a todo el año anterior y el resultado se divide entre el número de meses declarados.

Este número aparece en la aplicación telemática de la Fundación Tripartita (Fundación Estatal) en cuanto sean facilitados por la Tesorería General de la Seguridad Social. Igualmente, en esta aplicación aparecen los datos de cuota de formación profesional correspondientes al ejercicio anterior.

Asimismo, podrán beneficiarse de un crédito de formación las empresas que durante el año abran nuevos centros de trabajo, así como las empresas de nueva creación cuando incorporen a su plantilla nuevos trabajadores.

En estos supuestos las empresas dispondrán de un crédito de bonificaciones cuyo importe resulta de la multiplicación entre el número de trabajadores de nueva incorporación y la cuantía de 65 euros (garantizándose el crédito mínimo de bonificación de 420 euros).

Para la financiación de los costes derivados de la formación, anualmente, desde el primer día del año (ejercicio presupuestario) las empresas dispondrán de un «crédito de formación», el cual podrán hacer efectivo mediante bonificaciones en las correspondientes cotizaciones empresariales a la Seguridad Social a medida que se realiza la comunicación de finalización de los cursos.

El importe de este crédito de formación se obtendrá en función de las cuantías ingresadas por cada empresa el año anterior en concepto de cuota de formación profesional y el porcentaje en función de la plantilla de la empresa. MÁS INFO EN WWW.AENOA.COM

En caso de pertenecer a un grupo de empresas, cada empresa podrá disponer del importe del crédito que corresponda al grupo, con el límite del 100% de lo cotizado por cada una de ellas en concepto de formación profesional. Lo establecido en este párrafo producirá efectos a partir del 1 de enero de 2018.

Asimismo, la Ley de Presupuestos Generales del Estado de cada año podrá establecer un crédito mínimo de formación en función del número de trabajadores que las empresas tengan en sus plantillas, que podrá ser superior a la cuota de formación profesional ingresada por las entidades en el sistema de Seguridad Social. La cantidad para el año 2017 es de 420 euros por empresa.

Las acciones formativas programadas por las empresas se realizará respetando el derecho de información y consulta de la representación legal de los trabajadores (RLT), a quien se deberá solicitar informe de forma preceptiva, sin perjuicio de la agilidad en el inicio y desarrollo de las acciones formativas.

Las empresas podrán organizar internamente la formación de sus propios trabajadores, utilizando recursos propios o bien contratando aulas, campus, equipos, etc.

Asimismo, las empresas podrán optar por encomendar la organización de la formación a una entidad externa (Entidad Organizadora). En este caso la impartición de la formación se realizará por una entidad formativa acreditada o inscrita en el registro de entidades de formación habilitado por la Administración.

No se entenderá que se ha encomendado la organización de la formación a una entidad externa (organizadora), cuando la actividad a desempeñar por esta entidad se limite a las funciones de gestión administrativas necesarias para la correcta aplicación de las bonificaciones (sólo para el Modelo 1). Es decir, las empresas bonificadas tienen permitido contratar a un gestor o mecanizador de datos, sin incurrir en subcontratación.

Las empresas de menos de 50 trabajadores podrán comunicar dentro de los primeros meses de cada ejercicio presupuestario, su voluntad de reservar el crédito del ejercicio en curso para acumularlo hasta el crédito de los dos ejercicios siguientes con el objetivo de poder desarrollar acciones formativas de mayor duración o en las que puedan participar más trabajadores (ejemplo utilizar el crédito de 2017 y 2018 y consumirlo todo en 2019). Las cuantías no dispuestas en los últimos meses del año se considerarán desestimadas por las empresas y no podrán recuperarse para ejercicios futuros.

La cofinanciación queda exenta para las empresas de 1 a 5 trabajadores, indicándose un 5% para las que tienen entre 6 y 9 trabajadores, un 10% a las de 10 a 49 trabajadores, un  20% a las de 50 a 249 trabajadores, y un 40% al resto de empresas.

Related Posts

Los comentarios están cerrados.