La Unión Europea (UE) considera una prioridad política contar con un sistema de educación y formación profesionales (EFP) de alta calidad que responda a las necesidades del mercado de trabajo. La desaceleración económica ha conducido a unos niveles de desempleo y subempleo muy alto, en particular entre los jóvenes. Las capacidades,.

Leer más